Top

Después de la formación, ¿qué hacemos?

Ecotalent ConsultingFormación Después de la formación, ¿qué hacemos?

Después de la formación, ¿qué hacemos?

Es una realidad que todas las empresas piensan en formación para sus colaboradores, ya sea porque tienen objetivos claros de cambio de estrategia que implica que sus trabajadores desarrollen nuevas competencias o porque consideran que es una oportunidad para motivar y retener al talento. Después de finalizar la formación es normal hacernos dos preguntas: ¿Cómo mido el retorno de inversión (ROI) realizada? ¿Cómo hacemos para que las nuevas competencias aprendidas por el equipo, las desarrollen en sus tareas diarias sin volver a los hábitos anteriores? En este post les daré algunas pautas para resolver el segundo cuestionamiento (el ROI en el próximo post!). La mayoría de las veces al terminar una formación vemos al equipo motivado, con ganas de aplicar lo que se ha aprendido, y pasado unas pocas semanas vemos que las tareas se ejecutan con la misma metodología que antes y cuando preguntamos nos encontramos con respuestas como: “no tenemos tiempo”, “mañana comienzo”, “es que no me apoyan”. ¡No nos desanimemos! Siempre estamos a tiempo de comenzar a actuar para que los cambios sean permanentes y para ello tenemos que crear hábitos. Para crear un hábito debemos tener en cuenta que la clave es la Repetición. Según los últimos estudios es psicología hablan de 66 días para transformar cierta rutina en permanente, pero podemos comenzar a ver resultados a partir del mes y reforzamos en el segundo mes y ¡voilá! Ya tenemos las nuevas metodologías de trabajo o competencias incorporadas en nuestro equipo.

¿Como lo logramos?

-Compromiso: Es importante que los líderes de equipos estén comprometidos con el cambio, y convencidos de los beneficios de la formación en el desarrollo de competencias y su impacto en el negocio.

-Estímulo: seleccionamos una acción formativa adecuada, dinámica y que acompañe nuestros objetivos de manera integral.

-Seguimiento: El follow up, aquí juega un papel fundamental el líder del equipo. Que se encargará de reforzar, recordar y ayudar a implementar todo lo aprendido durante la formación. Si logramos mantener este seguimiento diario mínimo por 30 días, comenzaremos a ver los resultados en un equipo que aplica las nuevas técnicas naturalmente. Algunas herramientas que ayudarán al líder a reforzar el aprendizaje son: trabajar con frases escritas en lugares visibles, role play en los briefings, técnicas de gamificación en las reuniones, recordatorios en las agendas, definición o actualización de procedimientos, training on the job, entre muchas más. Este seguimiento puede ser guiado o compartido por un asesor o consultor externo (mentor, coach, formador) que podrá diseñar un programa de revisión de resultados o recomendar otras píldoras formativas de refuerzo.

-KPI: Los indicadores de desempeño son fundamentales no solo para medir el ROI si no también para dar feedback al equipo y puedan ver los resultados y el impacto de los nuevos hábitos en sus tareas diarias, en su departamento y en la organización.

-Recompensa: puede ser una acción motivadora verbal, algún tipo de compensación salarial, otra acción formativa, avanzar en un programa de desarrollo, promoción, una actividad recreativa, etc., cualquier medida que implique una valoración por el compromiso de cambio del colaborador y el agradecimiento por sumar el esfuerzo individual para el bien del equipo.

“Así como un clavo es expulsado por otro clavo. El hábito es superado por otro hábito”. Desiderius Erasmus.

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: